Main menu

 

Cómo combinar zapatos y traje.

 

En función del traje que escojamos, optaremos por un zapato de un tono u otro. Si el traje escogido es azul marino o negro, siempre la elección más acertada serán los zapatos de color negro. Un traje gris admite más posibilidades desde calzado de color negro a marrón (piel o ante) o burdeos. Si se recurre a unos pantalones grises de franela combinados con una blazer azul marino caben los zapatos de color negro y los marrones, y si se trata de una chaqueta de tweed, se descartaría el negro ganando protagonismo el marrón, sobre todo el ante. Para un traje beige o caqui, seguramente el zapato más adecuado sea el marrón.

 

La camisa blanca.

 

Pese a que haya caído en un cierto e injusto desuso, es obligado tener una camisa blanca de puño doble, perfecta para llevar con traje. Además, la camisa blanca tiene la virtud de admitir o combinar con cualquier corbata..Según Armani, hay un mix que nunca falla: traje negro, camisa blanca y corbata negra 

 

Cómo remangar las mangas de la camisa.

 

Con la llegada del calor, se hace necesario remangar las mangas de nuestras camisas a no ser que optemos por las poco afortunadas camisas de manga corta. Esta acción que puede parecer tan sencilla y obvia no siempre se lleva a cabo de modo adecuado, de hecho, nunca debe parecer que la camisa de manga larga se haya convertido casi en una de manga corta.

 

La operación puede variar según la camisa tenga puño de botón o sea de puño doble. En el primer caso, se debe hacer en dos pasos, primero se doblará el puño y después se hará otro dobladillo hacia arriba igual que el del puño. Además es recomendable hacerlo sin desabrochar el botón de la manga para que así ésta quede más ceñida al brazo.

 

Si se trata de una camisa de puño doble se puede hacer como se ha indicado o haciendo incluso un tercer dobladillo menor, ya que de lo contrario puede quedar éste excesivamente suelto, eso si, siempre que no quede la manga excesivamente corta.

 

La diseñadora Carolina Herrera comentó que no hay nada más agradable, dentro del buen vestir, que ver a un hombre con unos vaqueros y una camisa blanca arremangada a la altura del codo.

Aunque vistamos de sport, no hay que desabrocharse más de un botón de la camisa. No es nada estético ver el  pecho de nadie., por muy esbelto que uno sea. (y no digamos si somos abundantes de pelo en el pecho).

  

Camisas manga corta.

  

Las camisas de manga corta con corbata sólo están permitidas para los consultores muy veteranos. Una camisa de manga larga ligeramente arremangada, junto con los polos de manga corta, es siempre la mejor opción estival. Pero si son poco elegantes las camisas de manga corta, peor es su combinación con corbata. En definitiva, se trata de una prenda poco elegante y descartable para cualquier asociado.

  

Algunos consejos para vestir correctamente chaqueta.

  

La chaqueta, tanto si forma parte de un traje como suelta, es una prenda básica en el armario de todo consultor. A             continuación algunos consejos para vestir adecuadamente esta prenda.

 

 El largo de las mangas de la chaqueta

Queda muy mal que el puño de la camisa sobresalga en exceso, pero, seguramente peor, que la manga de la chaqueta sea tan larga que el puño de la camisa no se vea ni por casualidad. Para no caer en estos errores, y acertar con el largo, cuando nos probemos la chaqueta, debemos dejar caer el brazo a lo largo del cuerpo, y es entonces cuando el puño de la camisa debe sobresalir al menos media pulgada o 12 mm.

 

 Las mangas, con los brazos rectos, deberán llegar hasta las muñecas, y con los brazos doblados, tendrían que dejar ver los puños de la camisa (y así poder lucir los gemelos o los cubrebotones). La caída posterior de la misma deberá cubrir el asiento del pantalón.

 Los botones de la chaqueta. En una chaqueta de dos botones, sólo se abrocha el de arriba; y en una de tres botones, sólo el botón del medio. Cuando vayamos a sentarnos, siempre tenemos que desabrocharla, da igual que sea una chaqueta de 2 botones, de tres o cruzada.Bueno en caso de tres botones, se pueden abrochar los dos primeros o solo del del medio, según la hechura de cada uno, pero jamás el del final.

Si la chaqueta nos está un poco justa, cosa que suele ocurrir cuando tardamos en ponerla y hemos cambiado de talla, lo     mejor es que no se abroche. Queda muy feo esas tiranteces que se notan cuando la chaqueta nos aprieta y nos la abotonamos.

El largo de la chaqueta. Se trata de un aspecto muy importante, ya que pecar tanto por exceso como por defecto, puede quedar ridículo. Se dice que el largo de la chaqueta debe llegar hasta la altura del dedo gordo de la mano dejando caer el brazo a lo largo del cuerpo.

 

Cómo combinar zapatos y cinturón

  

Vistiendo traje o chaqueta-pantalón con corbata, el cinturón ha de ser de piel, no admitiéndose ni cinturones trenzados ni de tela o elásticos. Existe una regla básica que no falla, el tono de los zapatos debe casar con el del cinturón. Este principio es inexcusable si se trata de un par de zapatos de color negro o granate, aquí no existe alternativa. Pero si se trata de unos zapatos de tonalidad marrón, tenemos más libertad, pudiendo incluso combinarlos, por ejemplo, con un cinturón de cocodrilo.

 

Si los zapatos son de ante y el cinturón también, mucho cuidado con que las tonalidades se maten.Y por último, ojo con la hebilla del cinturón, sea de latón o plateada, debe ser más bien fina, ya que una excesivamente basta podría tirar a bajo toda nuestra vestimenta.

  

Cómo combinar camisas de rayas con corbata.

  

Por su condición de color neutro, la camisa blanca resulta perfecta para la combinación de corbatas: las admite todas, desde la más solemne a la más atrevida u original; así pues, el consultor sólo ha de preocuparse de la estética de la corbata, y de que ésta case adecuadamente con la chaqueta elegida.

Situación moderadamente distinta resulta del reemplazo del blanco por un color suave, habitualmente crudo o azul celeste, en este supuesto, la gama de corbatas posible es aún muy amplia, quizá sólo alguna corbata particularmente severa y solemne podría quedar excluida.

Con la corbata, no hay que llevar el cuello de la camisa abierto y el botón siempre tiene que estar abrochado. Asegúrese que el nudo está bien hecho y centrado; si no es así, la imagen que ofrece es desequilibrada. El extremo de la corbata ha de tocar la hebilla del cinturón. El mejor tejido para una corbata es la seda y se debe cuidar que vaya bien combinada con la camisa y el traje.

Hay que evitar combinar cuadros con rayas, y no mezclar más de tres colores a la vez. Lo mismo ocurre con las corbatas, no se deben llevar corbatas estampadas con camisas estampadas, o rayas en la corbata y en la camisa. 

  

Camisas blancas sport.

  

En cambio, una camisa blanca de algodón no queda bien con un atuendo o vestimenta informal, y menos aún en invierno. Pero en verano, quedan muy bien las camisas de lino o las de tela oxford que, además, realzan el bronceado de quien las viste. De hecho, las mejores marcas norteamericanas como Ralph Lauren, Brooks Brothers o Tommy Hilfiger, siempre cuentan con ellas en sus colecciones de verano.

  

Polos.

 

En verano si no es obligatorio el traje, el polo es una excelente elección. Seguramente, la marca de polos más conocida sea Lacoste, hay que destacar también a Fred Perry. Más pijos son los polos de jugador de polo de Ralph Lauren. Hay que citar a los americanos Brooks Brothers con sus "golden fleece" o Abercrombie & Fitch si bien éstos últimos son más famosos por sus camisetas. Si miramos al mundo del polo como deporte, destacan la marca argentina La Martina y la británica Hackett.

 

La camisa por fuera.

 

Aunque algún destacado miembro de la Asociación lleve la camisa por fuera no es de recibo y es un práctica que se tiene que erradicar.

 

Los calcetines.

 

Pocas cosas quedan tan mal como que un zapato que se lleva con calcetín enseñe la pierna. Para evitar esto, se ha de procurar que los calcetines tengan la longitud suficiente para cuando por ejemplo nos sentemos, nunca enseñemos la pierna. Este debe ser el límite, si bien a la gente le pueden gustar más o menos largos. Si bien existe cierto calzado de carácter veraniego que se puede llevar o se lleva sin calcetines como las zapatillas de esparto, los náuticos o los mocasines de verano, para el resto de zapatos es necesario su uso.

Los calcetines deben hacer juego con los zapatos o los pantalones. Lo mejor, los denominados "ejecutivos" de colores oscuros: negro, azul marino, etc.

Un pantalón debe quedar a la altura del tacón por la parte posterior, y cubrir al menos un tercio del zapato por la parte delantera.Es decir, ni quedará corto, viéndose los calcetines, ni arrastrará por el suelo (tres dedos al menos por encima de la altura del suelo).

 

Fondo de armario: prendas de ropa básicas del consultor ACISAP.

 

En primer lugar, hay que tener en cuenta que nuestro vestuario ha de ser acorde con nuestra tarifa y situación familiar. Pero hay ciertas prendas de ropa y complementos que no deben faltar en al armario de todo asociado.No deben  faltar un par de trajes, uno de ellos azul marino y  de dos botones. En cuento a las chaquetas si bien son menos comunes, una blazer azul marino y/o una chaqueta tweed. Las de Cordings son bastante conocidas.

 

    

Respecto a las prendas de abrigo, un abrigo azul marino y una chaqueta más sport, tipo barbour, Belstaff o Fay (muy caro). El abrigo y la barbour son más clásicas. 

 

Información elaborada por Enrique Bravo. Gran parte del contenido de este artículo ha sido extraído de la página web: http://www.elitista.info/   

Para realizar cualquier aportación a este artículo puede enviar un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fecha de actualización 20/01/2014